Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Saber más
Política de cookies

Las principales enfermedades periodontales que afectan a una dentición son la periodontitis y gingivitis. Hoy en día con la llegada de la implantología, la periodoncia también es la encargada de la prevención y tratamiento de las enfermedades periimplantares como la perimplantitis.

La enfermedad periodontal se manifiesta como una gingivitis (inflamación y sangrado de la encía sin afectar el hueso) o periodontitis, donde ocurre la destrucción del hueso que soporta el diente. Si no es tratado a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.

El tratamiento periodontal será, en primer lugar preventivo, la corrección de la técnica de higiene para el control de la placa bacteriana y limpiezas de boca una o dos veces al año. Si ya hay piorrea se procederá a la eliminación de los factores desencadenantes de la misma (Sarro y bolsas periodontales), mediante curetajes que consistirán en la eliminación indolora del sarro que se encuentre por debajo de las encías, o si la pérdida de hueso es importante mediante cirugías periodontales, con la finalidad tanto de eliminar el sarro subgingival (debajo de la encía) como de disminuir la profundidad de la bolsa de encía.

Todos estos tratamientos irán encaminados a alargar la vida útil de nuestros dientes, que siempre nos aportarán mayor calidad de vida que cualquier prótesis por sofisticada que ésta pueda llegar a ser. Tras el tratamiento periodontal te incluiremos dentro de nuestro programa de “MANTENIMIENTO PERIODONTAL” y te avisaremos a los controles pertinentes, al menos cada 6 meses.