Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Saber más
Política de cookies

La cirugía oral es la especialidad de la odontología encargada de solucionar la patología quirúrgica de la boca como dientes o muelas incluidas, frenillos o lesiones de la mucosa.

Cordales incluidos: Los cordales o muelas del juicio, no se encuentran presentes en todas las personas. En aquellas en que sí se forman, pueden erupcionar correctamente o quedar incluidos en el hueso y en algunas situaciones producir infecciones, dolor o caries en la muela anterior debido al empaquetamiento de alimento. En estas situaciones está indicado realizar la extracción, que en caso de que la muela esté incluida bajo la encía y el hueso, se realiza mediante cirugía.

Caninos incluidos: Es relativamente frecuente que los caninos, generalmente superiores se queden incluidos en el maxilar y no erupcionen. En estos casos los pacientes suelen ser remitidos por nuestra ortodoncista para realizar la extracción quirúrgica de estos o para que realicemos una exposición del canino y pueda colocar un braquet que traccione del canino para llevarlo a su posición.

Apicectomías: Esta técnica se realiza en dientes que una vez realizada correctamente la endodoncia y reendodoncia, siguen produciendo molestia y la infección no remite. Lo que se hace en estos casos es acceder al ápice del diente para limpiar la infección, cortar la última porción de la raíz y sellar con un material adecuado el ápice.

Frenectomías: La presencia de un frenillo potente entre los incisivos superiores puede impedir el cierre correcto del espacio entre estos dientes, mediante la frenectomía eliminamos quirúrgicamente el frenillo. La presencia de un frenillo corto en la lengua puede impedir una correcta movilidad lingual.